miércoles, 27 de enero de 2010

Rosenthaler Platz


La noche se traga a Rosenthaler Platz
El juego del fin de semana se acaba
Los turistas se deshacen en abrazos,
guardan con celo suvenirs, recuerdos, bromas,
restaurantes
Es el pozo de la nostalgia, el pasado
Historias que se van acumulando
y no se pueden comprar porque ya no están,
porque vuelan por algún lugar
como el aullido salvaje de un gato chino
La Plaza se endurece, Centroeuropa cruje
como crujen los ciervos en el monótono invierno
Me llega la mentira de la inspiración,
las ganas de comer, de beber,
de follar con la estatua muerta de sinceridad,
pero recojo pétalos de hielo herido
y me como el viento tierno de los edificios
La noche sigue avanzando y
se traga Rosenthaler Platz conmigo dentro

No hay comentarios:

Publicar un comentario